Cómo no ser el ratón de mi gato

El juego es de vital importancia para la salud mental y física de un gato, especialmente para aquellos que son domésticos y no salen al exterior. Aunque los gatos pueden llegar a dormir hasta 16 horas al día, cuando están despiertos requieren de estimulación y la mejor forma de lograr este propósito es con el juego, ya que esta es la canalización de su instinto primitivo de cazar. Este comportamiento instintivo de cazar se inicia cuando el gatito cuenta con la edad suficiente como para estar parado sobre sus patas. Por ello, muchas veces un compañero de juegos, normalmente otro gatito o un gato adulto le enseña al gatito a moderar su comportamiento y que el arañar o morder duele. Pero cuando no cuentan con ningún moderador, es allí cuando surgen las consecuencias.

El-Ratón-de-mi-gato

Signos de agresión en el juego

Un ejemplo de agresión en el juego es lo que yo llamo “cazando el pie”. Usted esta caminando o va a dar un paso y de pronto su gato lo sorprende y se agarra de su tobillo o bien le tira un amistoso mordisco o arañazo. Por supuesto,  también la agresión podría ser dirigida a sus manos mientras juegan, especialmente si las utiliza para jugar con su gato, por lo cual se recomienda no hacerlo.

Considere que hay una gran diferencia entre los juegos violentos y la agresión en sí

A algunas personas les resulta difícil el determinar la diferencia entre el juego violento y la agresión en sí misma. Por lo cual, tal vez te preguntes, ¿Cómo puedo notar la diferencia?  Y la respuesta de ello radica en su lenguaje corporal. Mientras tu gato se encuentra jugando de forma amistosa, sus orejas y cola estarán hacia arriba, dará saltos y es posible que haga un bufido, pero no se alarme, él o ella solo está jugando con usted. Pero si notara que su gato pusiera las orejas hacia atrás o si lo escuchara gruñir, eso significa que el juego se ha convertido en agresión.

Como prevenir y corregir la agresión en el juego

  • Dedique algo de su tiempo para jugar con su amig@ gatuno
    Jugar con su gato regularmente al menos dos veces al día, esto no solo mantendrá a su gato feliz sino que también será una maravillosa manera de fortalecer su vínculo de amistad y cariño.
  • Siempre utilice juguetes para jugar
    Recuerde que mientras juegue con su gato, nunca debe usar sus manos o su cuerpo. Esto es un mal hábito que se intensifica con el tiempo porque su gato ha llegado a identificar su mano como a un juguete y por ello, no comprenderá el hecho de que eso ya no lo sea en el futuro
  • Proporciónele una gran variedad de juguetes
    Los juguetes estimulan y canalizan el instinto de caza natural de su gato, por lo cual serán muy eficaces para crear una divertida experiencia de juego que a su vez le ayudará a consumir su exceso de energía. No es necesario que gaste una fortuna en juguetes. De hecho, la mayoría de los gatos se entretienen persiguiendo un papel abollado, un cordón viejo o el cartón del rollo de papel higiénico. Por suerte a ellos no los afecta el espíritu consumista y en la mente de un gato todo fue creado para jugar, jeje. 🙂
  • Sea creativo en el juego
    Mover los juguetes de forma que simulen la caza es importante, no se moleste solo en agitarlos frenéticamente sobre su cabeza, porque posiblemente él o ella lo mirará con cara de “no me interesa“. Los gatos no tienen la capacidad pulmonar para perseguir a sus víctimas hasta el agotamiento, por lo cual usualmente se abstienen de realizar maratones por toda la casa. Pero usted puede interesar a su gato moviendo el juguete como si fuera una presa, alternando entre movimientos lentos y rápidos, lo que le dará tiempo a su gato para planear su próximo movimiento. Por cierto, los movimientos que van más allá del campo visual de su gato activarán su instinto de caza.
  • Alterne sus juguetes
    No mantenga sus juguetes en el mismo lugar todo el tiempo, ya que esto garantizará que su gato se aburrirá de ellos. Esconda algunos de sus juguetes por una semana o dos y luego muéstreselos nuevamente. Posiblemente su gato pensará que consiguió un juguete nuevo. Por supuesto, usted nunca debería hacer esto con su juguete favorito.
  • Detenga el juego si el comportamiento violento de su gato se intensifica
    Detenga el juego con su gato en caso de que este comenzara a jugar rudamente, mordiéndolo o arañándolo. Si esto aconteciera, salga de la habitación o dirija su atención hacia otra parte. No intente manipular a su gato para sacarlo de su ubicación, porque su energía se encuentra intensificada por el juego, por lo cual, el tratar de interactuar con él solo podría conducir a más agresión. Es importante que tenga esto en consideración para que el mal comportamiento no sea recompensado, reforzado o pase inadvertido.
  • Nunca castigue a su gato
    Creo que no hace falta decir que nunca le debe gritar, golpear o maltratar. No utilice botellas pulverizadoras para corregir el comportamiento no deseado. El castigo nunca logra nada, únicamente acrecentará la desconfianza, el miedo de su gato, lo hará más agresivo y se arruinará su vínculo afectivo.

Creo que algo importante que me faltó añadir es que cuando juegue con su gato, recuerde que el juego siempre debe ser de a dos. Su gato es un maravilloso compañero que lo inspirará, divertirá y le dará a su vida mucha felicidad.Carlota-2

Espero que este post les haya gustado y recuerden que pueden dejarme su opinión en los comentarios.